Curso básico de Sonido y creación de Home studio Online. Lección 6. Otros equipos. Ficha 1

 

En este capítulo repasaremos otros importantes equipos para nuestro Home studio. Este equipamiento no es tan necesario como el equipamiento básico que hemos visto en el capitulo anterior. Sin embargo, cuantas más posibilidades tengamos en nuestro estudio podremos obtener más calidad y rendimiento de trabajo.

Micrófonos

 

 

En cuanto a los micrófonos, deberíamos plantearnos si realmente necesitamos un micrófono. Solo necesitaremos microfonía si vamos a realizar una grabación en nuestro estudio. Habitualmente en los home studio se realizan grabaciones de voces, guitarras acústicas u otros instrumentos acústicos. Si este es nuestro caso necesitaremos al menos un micrófono. 

Hay muchos tipos de micrófonos, que se pueden estudiar detalladamente en nuestro curso de sonido profesional pero necesitamos elegir un micrófono adecuado a nuestras necesidades. (sobre todo si solo podemos permitirnos tener un micrófono.)

 

La mayoría de las veces un micrófono de condensador de gran diafragma será la mejor opción. El micrófono de condensador funciona muy bien tanto para voces como para otros instrumentos acústicos (como por ejemplo guitarras y pequeñas percusiones). Pero si nuestro estudio no está lo suficientemente insonorizado o el tratamiento acústico es deficiente, el micrófono de condensador puede recoger demasiado la reverberación de la sala o los sonidos que vengan de fuera de ella. Esto es porque tiene mucha sensibilidad. Para estos casos podemos utilizar un micrófono dinámico.

 

El micrófono dinámico es más robusto y es más facil de manejar que el de condensador. El típico SM 58 de SHURE puede ser un buen comienzo. Estos micrófonos tienen menos sensibilidad y por lo tanto serán menos susceptibles a recoger ruidos no deseados.

 

Si nos lo podemos permitir, un micrófono de alta gama como el Neumann TLM 103, será sin duda nuestro mejor aliado en las grabaciones. Ejemplo de micrófono de condensador de gran diafragma.

Ejemplo de micrófono económico de condensador de gran diafragma, con muy buenos resultados.

Previos de micrófono.

 

 

Los previos de micrófono, o preamplificadores de micrófono, son los encargados de convertir la pequeña señal que llega de los micrófonos a una señal de linea util para la grabación. Para que un micrófono funcione necesitamos un previo de microfono necesariamente.

Si conecto el micrófono a una entrada de la tarjeta de sonido y funciona, es precisamente porque lleva entrada de micrófono; es decir previo de micrófono incorporado. Entonces ¿Para que necesito un previo de micrófono externo a la tarjeta de sonido? Bien, necesitamos un previo de micrófono porque en algunos de los casos los previos de las tarjetas son de poca calidad en comparación a los previos externos.

Hay que entender que el sonido de una buena grabación viene dada por la calidad del micrófono y la calidad del previo que captó esta señal. 

 

Existen en el mercado previos de micrófono económicos y de alta gama. Normalmente cualquier previo de micrófono de gama media o alta es mejor que el que viene incorporado en una tarjeta de sonido o mesa de mezclas. (excepto en mesas de mezcla de alta gama).

 

Previo de micrófono de alta gama con muchas posibilidades.

¿Necesito una mesa de mezclas?

 

 

En los home studio solo es necesario la mesa de mezclas en algunos casos concretos. En la mayoría de las ocasiones una tarjeta de sonido es suficiente. Un fallo muy frecuente es comprar una mesa de mezclas digital y una tarjeta de sonido, y tener por duplicado previos de micro y soluciones de monitoraje. En este caso podría sobrar una de las cosas.

 

Las mesas de mezclas nos sirven para grabar varias señales al mismo tiempo, y también para mezclar lo grabado. Si queremos grabar con la mesa de mezclas en un ordenador debemos tener en cuenta que tenga una conexión digital al ordenador.

Esto lo tienen muchas mesas de mezclas analógicas mediante convertidores y conexión USB o FIREWIRE. Tambien lo tienen por supuesto algunas mesas digitales. 

 

La opción más ambiciosa es tener mesa de mezclas y tarjeta de sonido. Si sabemos elegir, tendremos multitud de posibilidades de trabajo en muy poco espacio.

 

La mesa de mezclas digital yamaha 01V96i es un ejemplo de controlador, mesa de mezclas y tarjeta de sonido en un solo aparato.

Necesito una mesa de mezclas cuando...

 

  • No tengo previos de micrófono, ni externos ni en la tarjeta de sonido, o son insuficientes. Utilizaré por tanto los previos de la mesa. 

  • Quiero mezclar en la mesa de mezclas para no depender de la capacidad de proceso del ordenador. 

  • No tengo tarjeta de sonido, mi mesa funcionará como tarjeta de sonido.

 

Controladores.

 

 

Necesito un controlador cuando realizo trabajos con multitud de cambios en la fase de mezcla y con el ratón no voy suficientemente rápido. También es importante un controlador cuando necesito realizar cambios simultaneamente en el nivel o panorama de varios canales a la vez. Los controladores son dispositivos que nos ayudan a trabajar más comodamente. Podemos manejar los faders de las mesas virtuales mucho más rápido, acceder al control de plug-ins y tambien al control de transporte del programa.

Hay que tener en cuenta que la calidad del sonido final no tiene nada que ver con el uso de un controlador u otro o seguir trabajando con el ratón. Los controladores nos harán el trabajo más fácil y trabajaremos más horas seguidas sin fatiga. 

 

Otra de las aplicaciones del controlador, es el uso de teclas dedicadas para funciones del programa. Los hay de la marca del programa o bien genéricos que se pueden reprogramar.

 

Este pequeño controlador hará las delicias de cualquier usuario de Cubase.

Uno de los mejores controladores genéricos del mercado.